Dos años y un poco más dejando crecer el cabello, parece ser parte de un ciclo, cada ciertos años la melena crece.

Experimentando un poco Martin Flores Valencia me propone un alaciado (le tengo una gran confianza y se que no se maltratará) y sentado frente al espejo nacen las ideas, rockero, apache, guerrero.

Siempre me he sentido orgulloso de ser mexicanos, me gusta la comida, la música y las tradiciones de mi país.

Gracias Janette Salmeron por la pintura del rostro, seguro es el inicio de muchos proyectos locochones.

Además este proyecto me permitió conocer más de la región donde vivo, el valle vecino, Capoluca y a un artista de las plumas Flavio Zepahua.
Back to Top